miércoles, 31 de agosto de 2011

Esta tarde han llovido gotas de despedida. Lágrimas del final de un verano caluroso.
Las vacaciones de este año fueron variadas e inestables, pero alegres y acogedoras, a pesar de un gran bache inesperado.
Las tardes en la playa contemplando el ocaso, los días en casa sin hacer nada, salidas y escapadas con amigos, pelis y palomitas, despertares a las tantas, locuras…
Se acabaron por este año, dejan paso a otro periodo de tiempo, en las que las tardes lluviosas saben a tinta y papel, a frío y cansancio…


Aunque por otra parte, todo su ying, tiene su yang (el cielo, la luz, y la actividad)
Mañanas que me alegran esas personas esenciales para mí, la increíble sensación de descanso que se siente después de un examen, charlas y charlas sin sentido, emociones, sentimientos, tú…



Hasta el año que viene!

1 comentario:

  1. Encontré tu blog , gracias a un comentario y no me arrepiento en absoluto de haberme pasado. me encanta :)
    pásate por el mio va?
    http://fightforyouwant.blogspot.com

    ResponderEliminar