martes, 16 de agosto de 2011

En fin...

Y un día te das cuenta, que la vida no tiene ningún sentido.
Nacemos para estudiar, estudiamos para trabajar, y trabajamos para jubilarnos.
Buscamos pareja para casarnos, y nos casamos para divorciarnos.
No tengo nada para ilusionarme, o valorarme.
Familia… Amigos… Vacaciones… un complemento, que aprecio, pero me canso.
Me canso de no sorprenderme por nada, de que todos los días haga algo distinto y me suene a rutina. De sonreír para esconder una lágrima, de fingir que todo el mundo me cae bien por ser simpática. De conformarme con lo que tengo, y menospreciarme. De dar todo por una amistad o lo que sea, y que no devuelvan ni la mitad…
Un sinfín de cosas, y lo único que tenga para expresarme, es escribir un texto en una red social, ni siquiera es algo material…

No hay comentarios:

Publicar un comentario